Transiciones domésticas e internacionales en torno al cambio climático

8479459285_96aa754fc9_b

Casi en paralelo al desarrollo de la cumbre de París, donde se negocia la naturaleza y sustancia de un acuerdo dirigido a consolidar el régimen climático internacional, en la Argentina se consuma aceleradamente la transición gubernamental luego de doce años de gestión del Kirchnerismo.

En el plano internacional, la cumbre de París concita la atención de los medios de comunicación por la visibilidad de la cuestión climática y por la presencia masiva de jefes de Estado y de gobierno, más de 150, que participaron del inicio de la cumbre. Esa participación revela a la vez la importancia del tema en la agenda política internacional y la urgencia por encontrar marcos regulatorios que protejan el sistema atmosférico y den señales evidentes a los actores sociales y económicos del fin de la era de los combustibles fósiles.

El logro de un acuerdo en París no es ciertamente una tarea sencilla. No lo es por la complejidad de las cuestiones que deben resolverse ni por las implicancias que un acuerdo climático habrá de tener.

Seguir leyendo

Una política climática para la Argentina

2982224564_cf6cf5d1c1_b (1)

La Argentina necesita desarrollar con urgencia y poner en acto una política climática acorde con sus circunstancias nacionales y su visión del futuro.


Examinar en profundidad los motivos por los que el país hoy carece de ella excedería el espacio de esta nota de opinión y haría necesario referirse, entre otras, a la pobreza de los procesos de formulación de políticas públicas en nuestro país, a una persistente degradación de las instituciones republicanas y a la incapacidad casi crónica de adoptar y mantener políticas de Estado.

Por contraste, hay numerosas razones para avocarse de inmediato al diseño de una política climática para la Argentina que refleje el interés nacional, una visión compartida sobre el futuro, las que debieran ser alineaciones estratégicas de la Argentina en el escenario internacional, el perfil productivo de largo plazo de nuestro país, la estructura de la matriz energética que aspiramos a construir y —sobre todo recuperar, como parte de esa política, la larga tradición argentina de solidaridad internacional, abstención de intervenir y de acatamiento al derecho internacional. Seguir leyendo

El Acuerdo 2015 en París: la voluntad de transformación

22818405600_543061d62e_k

Hasta hace unos pocos días, cuando en relación con el cambio climático se hablaba de París, se lo hacía respecto de la posibilidad de alcanzar allí un acuerdo sobre el régimen climático internacional.

Desde entonces, las noticias sobre París nos remiten a un intento salvaje de intimidación que tiene al mundo como observador.

Sin embargo, para aquellos que creen en la condición humana y en la posibilidad del diálogo como medio para el avance de la humanidad, París sigue siendo un lugar de esperanzas. Seguir leyendo

Cambio climático, energía y seguridad global

88529908_38e8d1010d_o

Desde hace tiempo, aquellos que impulsan el establecimiento de un régimen climático global han sostenido que, entre sus formidables beneficios, debía contarse la contribución que pudiera hacer la gobernanza climática a la seguridad global.

Basta pensar en los refugiados climáticos, cuyo número se habrá de incrementar progresivamente, en los impactos sobre la agricultura y sus implicancias en términos de seguridad alimentaria a escala regional y global, y la destrucción del hábitat provocada por las perturbaciones agravadas del sistema climático.

Hay una dimensión algo menos explorada de los vínculos entre energía, seguridad y cambio climático. Seguir leyendo

En esta última semana de negociaciones, del 19 al 23 de octubre, se discute el texto del acuerdo 2015, antes de la Cumbre de París

En el marco de la undécima parte de la segunda sesión del Grupo de Trabajo Ad Hoc de la Plataforma de Durban para la Acción Reforzada (ADP), que tiene lugar en Bonn entre el 19 y el 23 de octubre de 2015, se intenta finalizar el texto en borrador del acuerdo 2015, así como el texto en borrador de las decisiones que lo acompañarán. Entre éstas: la que propone su adopción, la que reconoce las contribuciones determinadas nacionalmente, que fueran ya presentadas, e invita a elevar la ambición de los esfuerzos de mitigación de los países, y la decisión que dará efecto al acuerdo, así como, finalmente, también la decisión relativa al flujo de trabajo 2 del ADP, asociada con las acciones a desarrollar durante el periodo pre-2020.

Este lunes 19 se ha iniciado, pues, la que pudiera ser la ultima semana de negociación dedicada al texto que será la base del acuerdo 2015.  Podría preguntarse por qué, después de casi cuatro largos años de negociaciones siempre intensas, estos cinco días finales pueden ser tan cruciales. No se trata, seguramente de la reconocida obstinación de los negociadores, aunque numerosos episodios en estos años pueden sustentar esa hipótesis. Mas bien, la pulsión agonal es en estos últimos días tan potente porque hay mucho en juego y en la mesa de la negociación nadie, o casi nadie, lo ignora. Seguir leyendo

La encíclica papal Laudato Si’, sobre el cuidado de la casa común, llama a enfrentar el cambio climático

Roma

Hoy fue difundida por la Santa Sede la Carta encíclica Laudato Si’ del Papa Francisco, que llama a atender el “desafío urgente de proteger nuestra casa común …[que] … incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar”.

La encíclica está atravesada enteramente por algunos ejes, entre ellos “la íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta, la convicción de que en el mundo todo está conectado, la crítica al nuevo paradigma y a las formas de poder que derivan de la tecnología, la invitación a buscar otros modos de entender la economía y el progreso, el valor propio de cada criatura, el sentido humano de la ecología, la necesidad de debates sinceros y honestos, la grave responsabilidad de la política internacional y local, la cultura del descarte y la propuesta de un nuevo estilo de vida”; esos ejes se vinculan tanto con cuestiones éticas, como con los asuntos de la gobernanza global, en especial, de los bienes públicos globales, los paradigmas dominantes en materia de producción y consumo, y las modalidades de despliegue de la economía globalizada. Seguir leyendo