Emisiones

Las emisiones de carbono se refieren a la liberación de dióxido de carbono (CO₂) y otros gases de efecto invernadero a la atmósfera. Estas emisiones son un subproducto de diversas actividades humanas y procesos naturales. Las principales fuentes de emisiones de carbono incluyen:

  1. Quema de Combustibles Fósiles: La combustión de carbón, petróleo y gas natural para la producción de energía, calefacción y transporte es la principal fuente de emisiones de CO₂.
  2. Deforestación y Cambios en el Uso de la Tierra: La tala de árboles y la conversión de bosques en tierras agrícolas liberan el carbono almacenado en la vegetación y el suelo.
  3. Procesos Industriales: La producción de cemento, acero y otros materiales industriales también contribuye significativamente a las emisiones de CO₂.
  4. Agricultura: Las prácticas agrícolas, como el uso de fertilizantes y la cría de ganado, generan emisiones de metano (CH₄) y óxido nitroso (N₂O), ambos gases de efecto invernadero potentes.
  5. Residuos: La descomposición de residuos orgánicos en vertederos produce metano, otro gas de efecto invernadero significativo.

Estas emisiones contribuyen al efecto invernadero, un fenómeno en el cual los gases en la atmósfera atrapan el calor del sol, provocando un aumento en las temperaturas globales. Este calentamiento global tiene diversas consecuencias negativas, incluyendo cambios en los patrones climáticos, aumento del nivel del mar, y efectos adversos en la biodiversidad y la agricultura. Reducir las emisiones de carbono es crucial para mitigar el impacto del cambio climático y proteger el medio ambiente.