Disparidad de las emisiones 2018: Un nuevo reporte confirma la necesidad de elevar la ambición en la mitigación

La novena edición del Informe sobre la disparidad en las emisiones de ONU-Medio Ambiente, dado a publicidad el 27 de noviembre, apenas unos días antes del inicio de la COP 24, viene a corroborar que los compromisos actuales contenidos en las Contribuciones Determinadas Nacionalmente no son adecuados para eliminar la disparidad en las emisiones en 2030. Esta disparidad expresa la brecha entre los niveles de emisiones anticipados hacia el 2030, comparados con los niveles que debieran lograrse para ser consistentes con una meta de 2°C y 1.5°C. 

Como una nueva constancia de la importancia de la COP 24 que se inició el pasado domingo 2 de diciembre, el reporte de ONU-Medio Ambiente sostiene que:

  • Todavía es posible mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2°C, si bien la viabilidad técnica de reducir la disparidad que hoy existe y mantener el calentamiento del planeta por debajo de 1,5 °C esta disminuyendo.
  • Si no se aumentan las aspiraciones de las Contribuciones Determinadas Nacionalmente antes de 2030, ya no será posible evitar superar la meta de 1,5 °C.
  • Las emisiones globales de CO2 aumentaron en el 2017, después de un lapso de tres años en los que se mantuvieron estables.
  • Además, si no se elimina la brecha de emisiones entre lo comprometido por los países en sus Contribuciones Determinadas Nacionalmente y los niveles de reducción de emisiones necesarios, según han sido establecidos por la ciencia, es extremadamente improbable que la meta global de reducción de emisiones pueda ser aún alcanzada.
  • Es que, según afirma, “no se aprecian indicios de que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero hayan alcanzado sus niveles máximos.” [1]

Otro de los principales hallazgos del informe es que la persistencia de las tendencias actuales resultará probablemente en un calentamiento global de alrededor de 3°C hacia fines de siglo y continuos aumentos de temperatura subsiguientes.

El reporte concluye que “Ahora más que nunca se requieren medidas urgentes y sin precedentes por parte de todas las naciones,” y, además, si se quiere alcanzar las metas de temperatura del Acuerdo de París, afirma que “es esencial que las emisiones alcancen sus niveles máximos de aquí a 2020″. [2]

Este informe, como los anteriores, según indica ONU-Medio Ambiente, ha sido elaborado mediante la evaluación de los últimos estudios científicos disponibles “sobre las emisiones actuales y futuras estimadas de gases de efecto invernadero, que se comparan con los niveles de emisiones admisibles para que el mundo progrese en la trayectoria de menor costo hacia la consecución de los objetivos del Acuerdo de París.” [3]  Esa evaluación incluye la publicada en el contexto del Informe especial sobre el calentamiento global de 1,5 °C preparado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

[1] Emissions Gap Report 2018, United Nations Environment Programme, November 2018.

[2] ibid.

[3] ibid.

Crédito de la imagen: Antonio Garcia, Flickr. CC BY-NC-ND 2.0.